Seguridad en tu Hogar

seg-per-02

Estas medidas ayudan a reducir los riesgos de que ingresen ladrones a tu domicilio.

  • No dejes tu casa sola. Siempre que sea posible debe quedarse una persona en casa.
  • No abras la puerta a personas que ofrecen ventas de productos, reparaciones y/o instalación de servicios; solicitan colaboración para obras sociales; o que acuden con actitud desesperada solicitando el teléfono porque se ha presentado una emergencia, (en ese caso dile que tu harás la llamada dando el aviso a quien corresponda).
  • No proporciones innecesariamente información sobre tus direcciones, teléfonos, grupo familiar, horarios, períodos de vacaciones o que estarás ausente.  No informes a desconocidos de los horarios en que no estás en tu hogar.
  • Evita dar llaves de la casa a extraños o trabajadores temporales, de ser necesario, cambia posteriormente cerraduras o combinaciones.
  • Confía las tareas domésticas a personas serias que presenten referencias comprobables, especialmente las que están al cuidado de niños, ancianos o inválidos. Utiliza el menor tiempo posible para entrar a tu casa, procura llevar las llaves de la puerta en la mano.
  • Evita arbustos u otros elementos que puedan ocultar a un intruso cerca de puertas o ventanas.
  • Debes estar organizado con tus vecinos, para pedir ayuda en caso de emergencia, mediante señales como silbatos, lámparas con sensores de movimiento y/o ruido, alarmas.
  • Asegúrate de que tu casa no tenga aparatos ruidosos como, acondicionador de aire, bomba de agua, refrigerador; lavadora, secadora, esto por si alguien quiera aprovechar el ruido para introducirse en tu casa y robar.
  • Si guardas objetos valiosos en el hogar o vives en una región aislada o en un barrio vulnerable a los robos, considera instalar un sistema de alarma, contacta varias compañías que tenga varios años de establecidas y decide que alarma es adecuada a tus necesidades y posibilidades.
  • Evalúa tu casa desde la perspectiva de un ladrón. Busca fallas de seguridad dentro y fuera de la casa, de día y de noche.
  • Asegúrate de que cada puerta que da al exterior tenga una cerradura con traba. Asegura también las ventanas de los sótanos con rejas.
  • Asegura la puerta principal. Si aún no tiene mirilla, instálala y asegúrate de que todos la usen; si hay un vidrio a corta distancia del picaporte, instala un mecanismo de cierre que impida abrir la puerta si el intruso rompe el vidrio (si las disposiciones contra incendio lo permiten, se puede instalar una cerradura que requiera llave para abrirse de fuera y de adentro); coloca bloqueos en las puertas corredizas.
  • Asegura las ventanas: Se puede recurrir a sensores de alarmas; postigos; rejas; bloqueos, si son corredizas. Las puertas deben quedar ajustadas a sus marcos y los pernos de las bisagras deben estar hacia dentro.
  • No dejes la llave de tu hogar escondida en lugares exteriores, alguien podría detectar esa acción que sería de consecuencias graves.
  • Si perdiste tus llaves cambia la combinación de la cerradura. Si te acabas de mudar a una casa o departamento, cambia las cerraduras.
  • No dejes mensajes en la puerta indicando tu ausencia.
  • Mantén bien cuidado tú patio. Cuando las escaleras y herramientas no estén en uso, guárdalas bajo llave dentro de un garaje, el sótano o un cobertizo.
  • Coloca el número de tú casa en un lugar visible para que la policía y otros vehículos de emergencia puedan encontrar tú domicilio rápidamente.
  • Ten al día el inventario de los objetos de tú casa, ya que fueran robados te ayudará a identificarlos y reclamarlos.
  • Sé cauteloso con las entregas de productos, llamadas de servicio de reparación o mantenimiento de agua, luz, teléfono, construcciones, comida rápida que no solicitaste, etc.

LOS LADRONES PUEDEN LLEVARSE MÁS QUE TUS POSESIONES. PROTEGE TU VIDA!

Los ladrones generalmente no quieren encontrarse con sus víctimas. Pero si son sorprendidos por alguien que regresa de improviso o eligen una casa ocupada, alguien puede resultar herido.

  • Cuando observes situaciones extrañas o personas sospechosas, alerta a la policía a través de los números de emergencias o has la denuncia anónima y al personal de vigilancia más cercano.
  • Si al regresar a tu domicilio observas una lámpara o una ventana rota, una puerta entreabierta o una chapa forzada, NO ENTRES. Llama a la policía desde la casa de un vecino o de un teléfono público. Evita cualquier enfrentamiento físico con el delincuente.
  • Si escuchas un ruido durante la noche que te haga pensar que alguien puede estar tratando de entrar o caminando dentro de la casa, enciérrate en un cuarto, llama a la policía y espera a que llegue la ayuda. Si no hay teléfono en el cuarto, abre la ventana y grita pidiendo apoyo a tus vecinos. Si puedes salir sin peligro, hazlo. Si el intruso ya se encuentra en la habitación cuando te percatas de su presencia, finge dormir.
  • Conoce a tus vecinos y sus vehículos. Si ves una persona extraña o un automóvil desconocido en forma sospechosa, anota el número de la placa de circulación, comunica a tus vecinos la presencia de extraños y/o llama a la policía.
  • Los asaltantes de vehículos, los ladrones de bolsas y de casa habitación han adquirido la costumbre de atacar a sus víctimas en los garajes, que se están convirtiendo en una de las zonas más peligrosas de la casa. No te confíes. Estarás a salvo hasta que hayas echado llave a las puertas y te hayas cerciorado de que nadie entró mientras bajabas del vehículo para cerrar.
  • Si al salir o llegar a tu domicilio te percatas de la presencia sospechosa de algún o algunos sujetos, no intentes abrir la puerta de tu garaje y reporta la situación de inmediato a la policía.
  • Piénsalo dos veces antes de comprar un arma de fuego para tu protección. Las armas pueden ser robados y vendidos a cualquiera, o utilizadas contra ti. Si ya tienes un arma, guárdala bajo llave y aprende a usarla de manera segura.

LA ORGANIZACIÓN Y LA PARTICIPACIÓN CIUDADANA SON FUNDAMENTALES EN TU SEGURIDAD

  • Únete a un grupo vecinal de vigilancia. Si no existiera, pide a la policía o a las Autoridades que te ayuden a organizar uno. Hazte amigo de tus vecinos. La primera línea de defensa contra la delincuencia está formada por vecinos observadores que pueden cuidase entre ellos mismos.
  • Trabaja en conjunto con los vecinos. Manténganse mutuamente atentos; intercambien números de teléfonos domiciliarios, de trabajo y celulares; comuníquense qué desea cada uno que haga el otro en caso de incidente. (No todo el mundo tiene las mismas preferencias sobre conductas a adoptar en esas situaciones).
  • Es fundamental detectar los focos rojos o señales de alarma, que pueden contribuir a la delincuencia: Mala iluminación, vehículos abandonados, lotes baldíos, áreas de juego con 6 basura, casas sin mantenimiento. Trabaja con el gobierno local y los vecinos para organizar días de limpieza.
  • Denuncia la negligencia o incumplimiento de los deberes de servidores públicos, vigilantes, u otros empleados al servicio de tu comunidad.

 ¿QUÉ HACER SI ERES VÍCTIMA DE UN DELITO EN TU CASA?

  • No persigas a los probables responsables. Avisa a la policía de tu localidad ó a quien pueda ayudarte de inmediato.
  • No toques ningún objeto que haya sido usado y/o tocado por los agresores.
  • Elabora una lista de lo robado. Reúne las facturas de compra.
  • Reporta al banco o a quien corresponda, el robo de tarjetas de crédito bancarias o comerciales, cheques, títulos de propiedad, valores, etc.
  • Acude de inmediato a la sede de policía más cercana a tu sector y DENUNCIA el hecho.
SEGURIDAD VIAL
 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Sé el primero en enviar un comentario.
¿Ya està registrado? Ingresa Aquí
Invitado
Viernes, 22 Octubre 2021
Si desea registrarse, por favor rellene los campos de nombre de usuario y nombre.

Al aceptar, accederá a un servicio proporcionado por un tercero externo a https://csiagenciard.com/CS14G3NC14RD/